Etiquetas

Acelgas (2) Albóndigas (4) Alcachofas (2) Almejas (3) Alubias (1) anís (3) Aperitivos (24) Arroz (7) Asados (4) Bacalao (11) Batidos de frutas (2) Bechamel. (1) Berenjenas (4) Bizcocho (2) Bodas (1) Buñuelos (1) Buñuelos de calabaza (1) Buñuelos de viento (1) Caballa (2) Calabacín (3) Calamares (1) Canelones (1) Carnes (19) Cebolla (1) Cena de fin de año (2) Cenas (1) Cerveza (1) Champiñon (1) chocolate (6) Cocido (1) cocina casera (57) Cocina sana (4) Coco (1) cóctel (1) Colaborativo (17) Coliflor (1) Comida para llevar (3) Consejos y técnicas de cocina (5) Cordero (1) Cuchara (9) Dieta sana (2) Dulces (23) dulces con calabaza (1) Empanada (3) Emperador (1) Endivias (1) Ensalada de arroz (1) ensalada de brócoli (1) Ensalada de naranjas (1) Ensaladas (16) Ensaladilla (1) Espaguetis (1) Espárragos (4) especias (2) Fácil (92) Fritura (1) Fruta (2) Galletas (1) Gambas (7) Garbanzos (1) Guisos (7) Habas (1) Historia (2) Hojaldre (13) huevos (10) Jengibre (5) Judias verdes (1) Legumbres (3) Lenguado (1) Libros (1) Lomo (2) Macarrones (1) Manzanas (2) Marruecos (1) Melón (2) Menú (6) menú de navidad (2) Merluza (8) Mermelada de tomates verdes (1) Microrelatos (2) Navidad (3) Nochevieja (1) Ollica de verduras (1) Paella (2) Palabras (10) Pan (2) Papillote (4) pasta (8) Pastas caseras (1) Pastel (5) Pastel salado (1) Patatas (3) Peras (2) Pescados (32) Pimientos (2) Piña (2) Pollo (13) Postre (3) Potaje (1) Primeros (9) Pulpo (3) Queso (2) Rape (3) recetas con calabaza (1) Recetas con Pollo (10) remolacha (1) Rollos (1) Roscón de reyes (1) Salmón (1) Salsas (3) San Valentín (1) Sandía (2) Segundos (5) Sopas (4) Tajine (5) Tallarines (1) Tánger Tajine (1) Tarta (9) Tarta de Manzana (2) Ternera (3) Tomates (2) Tomates rellenos (2) Tomates secos (1) Toñas (1) Verduras (47) Viajes (3) Yogurt (1)

jueves, 18 de junio de 2015

Viajar a Marruecos, Tánger y el Rif

Como comenté en mi presentación además de cocinar me gusta mucho viajar y hacer fotografías, por ello me he decidido a mostraros uno de los destinos que ultimamente visito con frecuencia y del que en varias ocasiones he compartido deliciosas recetas, como Tajine de bacalao y gambas y alguna otra.


Quizás ya sepas a que destino me estoy refiriendo, te voy a mostrar Marruecos, vamos a empezar por Tánger que se encuentra en el cruce de las rutas entre Europa y África, entre el Atlántico y el Mediterráneo, Tánger abre la puerta de Marruecos.
Mira, escucha, siente: muchedumbres abigarradas, mercados olorosos, rumores mezclados del mar y de la ciudad.
Aquí comienza el reino de los sentidos.


La envuelve una atmósfera de misterio heredada de la época en la que Tánger era una zona internacional, "Tánger la blanca", protagonista de muchas películas, ciudad fascinante. Muchos son los que llegaron para una corta estancia y se quedaron para siempre.
No hay ninguna otra ciudad de África que esté más cerca de Europa
Entra en Tánger por la puerta grande, La de Bab Erraha, una brecha abierta en las murallas que nos lleva hasta un mirador con unas vistas inolvidables sobre la ciudad y la bahía. Escucha el lejano rumor del puerto y de la casbah. No te resistas a la llamada de las musas, y entra a descubrir Tánger.
Ya estas en el Gran Zoco, los paisanos vestidos con el "fouta" de rayas rojas y blancas, con su gran gorro de borlas, mezclados con las coloridas manchas de las frutas, los cacharros de alfarería o los tejidos.
Los gritos de los vendedores y el martilleo de las herramientas dan aquí, todas las mañanas un concierto hechizante. Las campanillas de los porteadores de agua, el perfume, mezcla sutil de especias y lanas, ¿limón?, ¿canela?, ¿menta?, ¿incienso?, ¿Carne asada?... Y, ¿si fuera simplemente el perfume de Tánger?

En el sur, a la entrada de la ciudad vieja y a dos pasos de la gran mezquita, está el Pequeño Zoco, una plazuela encantadora rodeada de hoteles, de restaurantes, de cafés, en los que sentarte a ver la vida pasar...
Es un lugar mágico, Tánger posee el don de despertar al artista que llevas dentro. Para soñar, instalarte bajo la sombra de las higueras y de los dragos varias veces centenarios, en los jardines de la Mendoubia.
O visitar los Jardines del Sultán, que combinan la seducción de las flores con la fuerza del Palacio Dar el-Makhzen, que ahora alberga el Museo de las Artes Marroquíes y el Museo de las Antigüedades.
En Tánger todo comienza por el mar y todo conduce al mar.
Si eres aficionado al mar puedes bañarte en el Atlántico por la mañana y en el Mediterráneo por la tarde. O al revés.

Por el oeste de Tánger, a diez kilómetros, se llega al Cabo Malabata por una buena carretera, que serpentea a través de las colinas, bordeando calas de arena. Seguro que encuentras una para ti solo, donde podrás tomar un baño de sol o de mar. 
Por el noroeste, a doce kilómetros de Tánger, el Atlántico se encuentra con el Mediterráneo delante del Cabo Espartel, hay que verlo en el crepúsculo, cuando el horizonte es de color  rosa y las plantas embalsaman el aire

Unos kilómetros más allá, la historia se sumerge en la leyenda. Las olas continúan excavando las Grutas de Hércules y el mar sigue rugiendo en ellas. habitadas en tiempos prehistóricos, durante mucho tiempo se extrajo de ellas la piedra caliza, con la que se hacían las ruedas de molino. Cerca de allí se pueden admirar los restos romanos de las termas y de las factorías de aceite de Cotta.

Descendiendo por la costa del Atlántico, se pueden combinar los encantos del mar y de la historia. La pequeña ciudad de Asilah, a 40km. de Tánger, está como adormecida detrás de sus puertas azules, verdes y amarillas.

Asilah fue romana, española, portuguesa. Baluartes, torres y murallas. Se pueden realizar pacíficos paseos al borde del mar, así como degustar exquisitas frituras de pescados en sus reputados restaurantes.

Cada verano, en agosto , se celebra el festival cultural, Asilah se convierte en una inmensa galería. Los artistas exponen sus obras en el palacio del Pachá Raïssouni, en las calles o en los muros de la ciudad.

Muy cerca, por la costa, hacía el sur nos encontramos Larache. ciudad célebre por su yacimiento arqueólogico de Lixus. Se dice que aquí recogió Hércules las manzanas de oro. Las ruinas más importantes son las del templo, el teatro, la acrópolis y las termas.
Más al este, en el interior del territorio, Tetuán se aferra al Rif. Toda blanca en su estuche de verdor, armoniza las culturas árabe y andaluza.
Pasear por Tetuán es vivir, en una sola ciudad, la unidad y la diversidad de Marruecos.

En el interior, a 60km. al sur de Tetuán, se encuentra la ciudad azul y blanca de Cefchaouen  (Xauen)
que para mi es una de las más agradables de Marruecos. Es una ciudad santa, lugar de peregrinación,  llena de mezquitas y santuarios. Ciudad feliz, sus callejuelas pintadas de azul y blanco siempre conducen a una placita sombreada.

¡Qué agradable es vivir en Chefchaouen!
Espero que este rápido paseo por la zona de Tánger, te haya gustado y te sirva para animarte, si todavía no lo estabas, a visitar Marruecos y disfrutar tanto como todos los viajeros del mundo que no nos cansamos de hacerlo.
Si necesitas asesoramiento para tu próximo viaje a Marruecos, no dudes en consultarme., vas a disfrutar de este gran país.

1 comentario:

  1. Tan solo 5 € / persona Niños Gratis



    Comience su visita a Tánger con un recorrido turístico por el centro de la ciudad y continúe a pie por el La medina o ciudad antigua de Tánger está formada por infinidad de callejuelas llenas de bazares y de tiendas de productos locales, Tánger es una ciudad que puede verse cómodamente en uno o dos días.

    El Gran Zoco o plaza del 9 de abril es un fantástico lugar para contemplar la animada vida de la ciudad. Esta plaza que ha sido el lugar tradicional del mercado, está ahora repleta de cafetines y estos históricos puestos de mercado se han ido situado en las calles de sus alrededores. Que tiene un bello alminar de azulejos polícromos.

    Parque de la Mendubia que aunque a simple vista te pueda parecer una simple plaza, es un lugar agradable para relajarte y disfrutar de este remanso de paz después del bullicio de la medina y los zocos. Es un buen lugar para disfrutar de la cultura marroquí y apreciar su estilo de vida. A la entrada de este parque encontramos un arco con una inscripción en árabe. Este parque tiene una buena cantidad de plantas exóticas y árboles y entre ellos destaca un árbol de banyan de más de 800 años de antigüedad.

    Rue des Siaghins que es una calle muy animada por sus tiendas artesanas, el Zoco Chico (Petit Socco), llamado también souk Dakhil, el corazón de la medina y uno de los lugares más atractivos y característicos de la ciudad. Es una plaza de estilo español, con balcones y rejas de hierro forjado, rodeada de viajas cafeterías y hoteles.

    Gran Mezquita fundada por Moulay Ismail 1684 que fue ocupada por numerosas civilizaciones entre ellas los romanos.Bajando un poco, nos encontramos un bonito mirador con bonitas vistas del puerto.

    kasba (la antigua fortaleza) la plaza de la Kasbah donde se encuentra Dar el Majzen, Museo de la Kasbah. Horario todos los dias de 10:00 hasta 17:00 menos el Martes.y antiguo palacio del sultán fundado por Moulay Ismail en el siglo XVII, el edificio se distribuye alrededor de dos patios porticados por columnas de mármol y arcos revestidos de azulejos que dan paso a diversas estancias y a la sala del trono. Este palacio es famoso por sus bellos techos de cedro y sus paredes de estuco. Dentro se encuentra el museo que contiene piezas de arte marroquí y antigüedades. También contiene una sección arqueológica.

    Plaza de Francia: cerca del boulevard Pasteur, en el centro geográfico de la ciudad

    Fuente Bab el-Aassa de Tánger La triple fuente es una de las más bonitas de toda la ciudad de Tánger. Destaca sus yeserías y su esperada azulajería, creando un conjunto muy hermoso pudiendo estar dentro de una mezquita en lugar de plena calle

    Podrá comer en un restaurante de la ciudad con comida tradicional marroquí como el cuscús, tagine y otras delicias locales , Podrá hacer sus compras en un bazar tradicional, donde encontrará multitud de variedades de alfombras y objetos de artesanía.

    No deje escapar la oportunidad de visitar un destino enigmático. Tánger tan cerca y a la vez tan lejos, que cautiva a sus visitantes con el exotismo de su cultura cada vez más receptivas a la modernidad, le aseguramos una experiencia única.

    Recomendaciones útiles:
    - Siempre recomendamos el uso de calzado cómodo y ropa cómoda.
    - Durante el verano es aconsejable el uso de ropa ligera, gorra y mantenerse continuamente hidratado. No exponerse prolongadamente al sol.
    - En la estación de invierno, es aconsejable llevar algo de ropa de abrigo.
    - La moneda loca es el Dirham, pero aceptan Euros.

    Contactenos para mas informacion
    Email: yodarud@hotmail.com
    Telefono: (+212) 603 539 750 usuario WhatsApp

    http://www.viajetanger.blogspot.com/

    ResponderEliminar